jueves, 5 de agosto de 2010

DÍA 8: Just be american

Pensaba darle a esto mucha más vida en realidad. No es por falta de tiempo, ni si quiera porque no tenga cosas que escribir, simplemente, no sé cómo contarlas. A veces no todo es como parece, es diferente; ya me entiendes, una forma distinta a la que tú estás acostumbrado. Ya llevo más de una semana aquí y me siento como en casa, creo que eso está bien. Pero puede que todas esas cookies, hamburguesas o helados me hagan el día a día más pesado. Pero, ¿qué quieres que coma?, en realidad las ensaladas y frutas me sacan de muchos apuros.. pero definitivamente, no me voy a convertir en una vegetariana; pero tampoco en una americana. Ya puedo estar aquí 11 meses, pero no, eso si que no lo haré; no me pienso convertir en una de esas Yankees sueltas por estas tierras. ¿Quieres que te diga la verdad?, como España no hay nada. Si es verdad que esto no deja de sorprenderme, pues es como una película americana adolescente; pero... donde esté una buena tortilla de patata (la cual les cociné hoy junto a una ensalada para cenar), un vitrasa, un buen pulpo con patatas o una increíble Galicia.. Sobre mi inglés, ellos han dicho hoy mismo que "it has improved a lot" cosa de la que estoy ligeramente contenta. Creo que son cosas como esas las que me mantienen con una sonrisa en la cara. Todos los que me conocen bien pueden decir de mí que me ahogo en un vaso de agua, ahora bien, podéis retirarlo.. Aunque yo también lo pensaba, cada día me extraña más que aún no haya llorado; aunque si tenido algún que otro mal momento. Pero sabes? Cuando eso ocurre, no hay más que coger el iPod, ir a las más escuchadas y dejar de escuchar por un momento todo ese rap que ponen en la radio aquí y que acaba siendo realmente aturdidor. El martes pude hacer una de las cosas que más me gustan, sin tener que pensar primero "¿estará eso bien dicho?", me fui de compras. Y me fui de compras a downtown Seattle. Y vale, lo admito, me sentí un poco Gossip Girl en algún momento. También admito que me llevé miles de tiendas por delante y que empiezo a entender todo este estilo americano. Aunque yo me quedo con el mío propio si te digo la verdad. Y sabes dónde cené? En uno de los edificios más altos de todo Seattle, desde el cual podía ver el Space Needle tan cerca como poder tocarlo. Cené en un 26 piso, en casa del tío de las niñas. Esta es otra de esas cosas que me mantienen estable aquí. Creo que ahora me voy a acostar, no tengo sueño aún, pero todo el mundo por aquí se está quedando dormido viendo una de esas pelis de Jennifer Aniston, así que yo haré lo mismo; supongo.

Hasta mañana. Que tengáis un muy buen día!!

4 comentarios:

Bárbara Baró dijo...

totalmente de acuerdo contigo en todo:) Me voi a Olympia el fin de semana, a la vuelta te llamo!
te echo de menoss peqeñaaaa

Carlos López Fernández dijo...

Lo de ir a la lista de las mas escuchadas me resulta extrañamente familiar ;)

En quincy se como maiz a todas horas y de todos los modos posibles, aparte de eso tengo que cocinar mi comida a menudo asi que me alimento a base de hamburguesas, cada dia me salen mejor y en breve me atrevere con los spaguetis...

me alegra ver que cada uno sobrevimos como podemos y que no soy el unico que piensa que esta en una serie adolescente.

Un abrazo desde MI

Shared closet dijo...

me he leido tu blog enterito!!! que diveertido lo de un año en EEUU!!! yo lo iba a hacer pero al final no salio:S me quede con muchisimas ganas!! seguro que te lo pasas genial y luego volveras con un ingles de envidiar!! en algunos momentos echaras de menos a tu gente pero hija, por un año para desconectar..!;) y asi luego tienes mas cosas que contar no¿? jaja
un beso guapa!

Shared closet dijo...

el comentario te lo he dejado yo (Paula).jajaj es lo que tteine esto de compartir el blog jajja
Que ganas de que cuenetes mas cosas de ahi!
çbesos!